Google Website Translator Gadget

sábado, 21 de enero de 2012

La verdad es que el Internet me envicia. ¡No lo puedo negar!



Esta foto me causo mucha risa, a su vez me hizo meditar. La verdad es que el Internet me envicia. ¡No lo puedo negar!
Es hora de ver mi tiempo y mis prioridades. Re organizarme  de modo que no le robe tiempo (tan valioso) a las cosas que son realmente importantes para mí y los que me rodean.
El problema es que el Internet es seductor tiene para todo gusto, todo estado de ánimo, te lleva de un sitio interesante a otro. Sin darme cuenta llevo más de una hora muchas veces sin hacer nada productivo.

Mi solución es:
  • Orar antes de entrar a Internet. Este puede ser un medio de Evangelización; por lo tanto no debo lanzarme a escribir, leer, opinar, comentar sin invocar a Dios primero.
  • Hacer una agenda diaria y así poder ver cuánto tiempo realmente tengo para estar frente al monitor.
  • Poner un "timer", para controlar el tiempo en la red. A ser tan dinámico no me doy cuenta de cuánto tiempo llevo, necesito algo que me diga "se terminó el tiempo".
Ya comencé y ha sido muy provechoso. En especial orar antes de entrar a Internet. Les comparto mis ideas para evitar la "adicción  al internet" y si tienen más ideas véanse en la libertad de compartirlas.

2 comentarios:

  1. Me gusta e nintentare ponerlo en practica.
    Bendiciones

    ResponderEliminar
  2. Gracias por visitarme Juan Luis es un honor tenerlo por aquí.Un saludo!

    ResponderEliminar