Google Website Translator Gadget

domingo, 6 de noviembre de 2011

¡Ser madre que tormenta de emociones!






Recuerdo antes de tener mis hijitos soñar con ser una madre perfecta. Cuando ya fui madre y mi bebé de 5 meses no paraba de llorar y yo no podía dormir yo le grité: DEJA DE LLORAR que mamá NECESITA DORMIR!!!!!!!! Mi frustración y sentimiento de culpa eran tan fuertes. Luego comprendí que yo soy YO y no soy perfecta solo con soñar en serlo. Entendiendo que no soy perfecta me percato que la única forma de poder realizar esta labor de ser madre es con la ayuda de Dios. Serán muchos los errores, pero con la fe puesta en Dios toda herida será sanada. Ya no es el bebé que llora, las situaciones se complican y hay que dejarlos crecer y ser.Verlos triunfar, verlos sufrir, verlos orgulloso consigo mismo,verlos frustrados, me llena de sentimientos que hacen sentirme viva. Me dan razón para autoexaminarme y tratar de renovarme continuamente. Es fortalecer la relación con la pareja discutiendo las situaciones y llegando a acuerdo entre dos puntos de vista diferentes. Ser madre es la bendición más grande que yo he recibido y al mismo tiempo la tarea más difícil que se me ha entregado. Dios te pido que en este caminar seas mi Guía. Dame sabiduría y discernimiento para hacer tu voluntad.

5 comentarios:

  1. Gran post, no puedo estar más de acuerdo!
    Bienvenida a la blogósfera, ya te sigo!

    ResponderEliminar
  2. Gracias por acercarte a mi blog.... ¡me ha dado oportunidad de conocerte!. Yo también soy madre, mi hija tiene ya (¿o solo?) 16 años, y cada día me gusta más estar con ella, disfruto más el rato juntas y agradezco más a Dios el regalo de ser madre... Te puedo decir lo que me decían a mí cuando mi niña era pequeña ¡¡¡disfruta cada momento que crecen muy rápido!!!. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Teresa usted tiene un Don para escribir y se siente que eres como arcilla y te dejas moldear y nosotros tus lectores nos beneficiamos de eso.Mis niños tienen 9,7 y 4 años y ya siento que crecen rápido.Es un honor tenerla en mi caminar.Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Creo que muchas nos podemos identificar con tu experiencia. Todas anelamos la llehgada de nuestros hijos, pero es el el día a día con ellos que vivimos las dificuldaes y a la misma vez, la grandeza de la maternidad. Seguramente no llegaremos a ser perfectas, pero de la mano de Jesús y María, sí podremos la mejor madre para nuestros niños. Que Dios te siga colmando de hermosas bendiciones.

    ResponderEliminar
  5. Muchas gracias por tus palabras:"Seguramente no llegaremos a ser perfectas, pero de la mano de Jesús y María, sí podremos la mejor madre para nuestros niños." Me las llevo gravadas en mi corazon.

    ResponderEliminar